94 de cada 100 nacimientos se atienden en maternidades de la institución

Información y Fotografía: CCSS

La Caja dispuso de un fondo de ¢1 000 millones anuales para fortalecer sus 25 maternidades distribuidas en todo el país.

• Institución puso en marcha, desde 2017, modelo de atención calificada del parto.

• La institución realizó transformaciones de gran importancia en todas sus maternidades: cambió mobiliario, modernizó infraestructura e introdujo nuevas formas de atención.

De cada 100 nacimientos que ocurrieron en el 2017, en Costa Rica, 94 fueron atendidos por los diferentes equipos obstétricos que tiene la Caja, distribuidos en diferentes puntos del territorio nacional.

De acuerdo con datos emanados del área de Estadísticas de la Salud de la institución, el año anterior, en las 25 maternidades institucionales se atendieron 64 625 nacimientos, mientras que la información registrada por el Instituto de Estadísticas y Censos (INEC), en el año de análisis, se registraron 68 816, lo que quiere decir que solo seis de cada 100 fueron atendidos en otras dependencias externas a la Caja.

A diferencia de lo que ocurría años atrás donde las maternidad capitalinas eran las que atendían el mayor número de partos, el año pasado, se presentó un fenómeno muy interesantes, toda vez que fue la maternidad del Hospital Max Peralta de Cartago, la que atendió la mayor cantidad de nacimientos, seguida por la del hospital San Vicente de Paúl en la provincia de Heredia, la del San Juan de Dios, el Hospital de las Mujeres, el Calderón Guardia, San Carlos y el Tony Facio de Limón.

MODELO DE ATENCIÓN CALIFICADA DEL PARTO

La doctora Lidieth Carballo Quesada, coordinadora de la Atención calificada del parto, destacó que, en los últimos años, la Caja tomó la decisión de efectuar mejoras en la atención de partos, al punto que aprobó el Modelo de Atención Calificada del Parto que implica una serie de transformaciones en el proceso de atención de las mujeres que requieren esta atención. Con este modelo, se extienden las buenas prácticas para que todas las mujeres reciban la misma atención, independientemente de la maternidad en la que se encuentren, entre ellas citó las siguientes:

Reforzamiento de la hidratación de la paciente mediante diversas estrategias entre ellas paletas y bolis.
Ubicación de cortinas especiales para proteger la intimidad de la usuaria.
Acompañamiento de la mujer durante la labor del parto y el posparto.
Ubicación de sillas para el acompañante.
Instalación de aire acondicionado regulado.
Música adecuada para facilitar la relajación.
Esencias
Esferas para relajación durante la labor de parto.
Sillas de partos y duchas con agua caliente.
Adaptaciones especiales para la atención de la mujer con alguna discapacidad.
Adaptaciones interculturales.

La doctora Carballo explicó que esta decisión se adoptó, tras recomendaciones de una comisión que nombró la Gerencia Médica en el 2015 para poner en práctica una serie de ajustes que apuesten al mejoramiento integral de la atención del parto, el posparto y la atención de la familia gestante.

Como parte de esta propuesta institucional, la Junta Directiva tomó la decisión de aprobar un fondo anual que asciende a ¢1 000 millones para mejorar las condiciones de las salas de partos. Gracias a la existencia de este fondo, se han podido cambiar las camas, las sillas y se ha mejorado la infraestructura en algunos establecimientos.

Por ejemplo, de acuerdo con lo señalado por el doctor Rafael Mora Castrillo, jefe del servicio de Ginecobstetricia del hospital Max Peralta de Cartago, en ese establecimiento de salud a pesar de las limitaciones espaciales que tiene ese hospital, se han efectuado mejoras de gran importancia entre las que citó:

Una sala especial para la atención de las emergencias ginecoobstétricas que conecta directamente con el servicio de ginecoobstetricia y con la sala de partos. Este cambio hace más expedita y personalizada la atención.
Redistribución del espacio en el servicio de Ginecoobstetricia.
Renovación de camas.
Renovación de sillas.
Remodelación total del servicio y de la sala de partos, recuperación y cirugía.