CON UNA INVERSIÓN DE ¢280 MILLONES, (CCSS) PROCURAN ELEVAR LA VIGILANCIA DE TODOS LOS PACIENTES QUE LLEGAN A EMERGENCIAS DEL HOSPITAL SAN VICENTE DE PAÚL – HEREDIA

Información y Fotografía: CCSS

Según lo destacó el doctor Mario Ruiz Cubillo, director de ese establecimiento de salud, se trata de un fondo institucional para el fortalecimiento de los servicios de Emergencia que abrió la CCSS recientemente y que el hospital lo ha empleado para elevar la vigilancia y el confort de los pacientes.

Por su parte, el doctor José Joaquín Soto Roldán, jefe del citado servicio, explicó que se adquirieron ultrasonidos, monitores, estaciones móviles y fijas de visualización que facilitan a los médicos el pase de visita por las diferentes camas donde ese hallan los pacientes, puesto que con el soporte del Expediente Digital Único en Salud (Edus) pueden tener acceso a los diferentes exámenes que se les ha hecho a los pacientes.

También adquirieron 10 nuevos equipos electrónicos para el control de los signos vitales de los pacientes que diariamente requieren la atención en ese servicio.

Ahora disponen de cinco cunas especiales que tienen la particularidad que se pueden ampliar y por lo tanto se pueden utilizar tanto en niños muy pequeños con en aquellos de mayor edad. Estas cunas están provistas de barandas y todos los dispositivos de seguridad como lo requiere la población infantil.

Como parte de las acciones de fortalecimiento del servicio de Emergencia del hospital herediano, se compraron tres desfibriladores que les permite a los profesionales en ciencias médicas, monitorear el ritmo cardiaco del paciente y con el mismo equipo vigilar la presión arterial, la saturación de oxígeno, de dióxido de carbono y hasta mantenerlo con un marcapaso externo.

Ante de contar con este equipo, los médicos tenían que emplear dos por lo que según el doctor Soto Roldán con estos novedosos desfibriladores se les facilita el traslado de un paciente a otro hospital y a otros servicios hospitalarios como la Unidad de Cuidados Intensivos.

Como parte de estas mejoras, el hospital compró cuatro camas especiales para pacientes con obesidad. También están por llegar unos sillones especiales que permite darle más confort a los pacientes que se hallan en tránsito.

El servicio de Emergencia del hospital San Vicente de Paúl es uno de los servicios que más pacientes atiende diariamente, pues en promedio esa cifra ronda las 550 personas, sin embargo, en ocasiones la atención ha llegado a los 800 pacientes.