Introducir heces de familiares o vecinos en infusión para combatir Clostridium Diffícile

#RLINFORMATIVA 

Información y Fotografía: CCSS 

Una infusión de heces disueltas en suero fisiológico fue la clave para que 31 pacientes del Hospital Nacional de Geriatría y Gerontología pudieran superar el cuadro diarreico severo provocado por la bacteria conocida como Clostridium Diffícile.

Según la investigación hecha por profesionales de ese centro especializado y expuesta en Tailandia durante la 9th Global Scientific Conference, el tratamiento mostró una efectividad del 90% en una primera y segunda infusión, la cual se introduce en el organismo por dos vías: sonda nasogástrica y por enema de retención. La cantidad máxima que se trasplanta son 250 mililitros y los resultados obtenidos con este tratamiento son similares a los revelados en otros estudios realizados en otros países del mundo.

El estudio denominado “Respuesta del tratamiento de Clostridium diffícile con infusión de microbiota fecal en pacientes de un hospital Geriátrico en Costa Rica durante los años 2015 y 2016”, fue el único estudio que se presentó en esa conferencia internacional sobre este procedimiento.

La máster Diana Paniagua Hidalgo, enfermera con formación en epidemiología de campo, quien tuvo la responsabilidad de exponer la investigación, explicó que la experiencia comenzó en el 2014, luego de un brote de Clostridium Diffícile que se detectó en ese establecimiento de salud y al observar que el cuadro que presentaban los pacientes era persistente y no cedía al tratamiento, se buscó evidencia científica nacional en el Hospital San Juan de Dios que ya había dado pasos en ese sentido y en la literatura científica internacional.

De acuerdo con Paniagua Hidalgo, con esa consejería, se elaboró el protocolo de abordaje y se procedió con el tratamiento, cuyos resultados se obtuvieron, en algunos casos, tan solo unas horas después de aplicada la infusión y en otros casos hasta ocho días después. La investigación, que tuvo como responsable a la doctora Alejandra Jiménez, tomó en cuenta a pacientes infectados durante el 2015 y 2016.

Las heces son tomadas de familiares, amigos o vecinos de los pacientes quienes están sanos y luego de diversas pruebas y colados son mezcladas con suero fisiológico para introducirlas en el paciente afectado, este procedimiento puede prolongarse por alrededor de 30 minutos. El tratamiento tiene por objetivo que el paciente recobre la flora bacteriana del estómago, la cual fue eliminada por la Clostridium diffícile.

El tratamiento lo que busca es elevar la calidad de vida de los pacientes y reducir las opciones de aislamiento que deben tener las personas infectadas. Afortunadamente, la introducción de este tratamiento en el Hospital Nacional de Geriatría y Gerontología tuvo el respaldo de sus autoridades.

¿Qué es la Clostridium diffícile?

La Clostridium diffícile es una bacteria que infecta el intestino, provocando síntomas que varían de una diarrea leve a una grave inflamación del colon o intestino grueso. Esta infección suele producirse durante o después de que un paciente ha sido sometido a tratamiento con antibióticos por mucho tiempo.