Pretensión de sindicatos de detener trámite de proyecto fiscal impactaría gravemente al país

Advirtió que si no se avanza en la reforma fiscal habrá efectos muy serios en el desarrollo, la seguridad social e incluso en los derechos adquiridos de los funcionarios públicos.

Información y Fotografía: presidencia.go.cr

El Gobierno de la República advirtió que retirar el proyecto de ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas (20580) de la corriente legislativa, como lo planteó el Movimiento Sindical, no ayudaría a enfrentar la crisis fiscal y, por el contrario, tendría efectos muy graves en el desarrollo del país, la seguridad social y los derechos adquiridos de los funcionarios públicos.

Así lo hizo saber el segundo vicepresidente de la República, Marvin Rodríguez, en la quinta reunión entre las partes, al responder unas peticiones puntuales planteadas por el Movimiento Sindical el pasado 29 de junio.

En cuanto a la solicitud sobre la declaratoria de ilegalidad de la huelga del pasado 25 de junio, Rodríguez respondió que al Gobierno le corresponde garantizar el cumplimiento de la ley y acudir a las instancias judiciales competentes para que se respete la legalidad.

Empero, indicó que está dispuesto a conversar en la mesa diálogo sobre las consecuencias de una eventual declaratoria de ilegalidad.

Rodríguez reiteró al Movimiento Sindical su disposición a trabajar con el movimiento sindical en la negociación y aprobación del proyecto de ley de 20580, construyendo una hoja de ruta sobre los temas de interés nacional.

La respuesta del Gobierno fue entregada este lunes al movimiento sindical en la quinta reunión entre la delegación gubernamental y la representación sindical, con la mediación de la Iglesia Católica, que tiene lugar en las instalaciones de JUPEMA.

En el encuentro estuvieron presentes el Vicepresidente Marvin Rodríguez Cordero, el Ministro de Trabajo y Seguridad Social, Steven Núñez, el Viceministro de Trabajo y Viceministro de la Presidencia, Juan Gerardo Alfaro y, por la Dirección General de Servicio Civil, Alfredo Hasbum y Francisco Chang. Estuvo ausente el ministro de la Presidencia, Rodolfo Piza, por razones de salud.

Por parte de las organizaciones sindicales asistieron delegados de UNDECA-BUSCCO, CTRN, ANDE-Patria Justa, SITRAOEQUÍA-Patria Justa, SINDEU, ASEICE-FIT, APSE y CNE-BUSSCO.

En representación de la Iglesia Católica, que funge como garante en este proceso, estuvieron los presbíteros Edwin Aguiluz y Luis Alejandro Rojas, así como el obispo auxiliar de San José, Daniel Francisco Blanco.

Finalmente, el Vicepresidente Rodríguez reiteró la voluntad de diálogo sin condiciones, con transparencia y teniendo como objetivo el bienestar de toda la ciudadanía.

En ese contexto, indicó que el Gobierno analizará la propuesta presentada este lunes por la Unión Sindical y se les dará respuesta.